IMPENETRABLE

Superficie:

PARQUE NACIONAL EL IMPENETRABLE:
128.000 ha

Carbono almacenado:

28,2 millones de toneladas métricas

Ecosistema:

Bosque de quebrachos, algarrobos y palo santo, con selvas en galería, pastizales, bañados, simbolares —que se creían extintos— y lagunas formadas por las inundaciones del río Teuco (o Bermejo).

Valores de conservación:

Muestra representativa de la región del Chaco Seco y del interfluvio del río Bermejo. Poblaciones saludables de especies amenazadas como el pecarí labiado, el tatú carreta, el oso hormiguero, el tapir, y el aguará guazú; y la presencia de pecarí quimilero con crías y ocelote, además de uno de los últimos ejemplares de yaguareté en la provincia de Chaco. El parque concentra una alta biodiversidad de especies por ser un corredor entre el bosque Atlántico interior y el bosque nublado cordillerano, a través del río Bermejo.

Equipo de Coordinación:

Coordinador del Proyecto Impenetrable

Coordinador de Rewilding en Proyecto Impenetrable

Pedro Núñez
Pedro Núñez
Coordinador del Proyecto Impenetrable

Pedro es técnico agrónomo y gestor ambiental. Trabajó durante varios años en distintas organizaciones no gubernamentales, antes de formar parte del programa de Educación Ambiental en Parque Iberá. Allí, participó de tareas a nivel local, provincial, y nacional, y desarrolló su vocación por el cuidado de la naturaleza. Desde el año 2012 es coordinador del proyecto Impenetrable de Fundación Rewilding Argentina, realizando diversas tareas en terreno y participando en la construcción de la estación biológica El Teuco, junto a su equipo de pobladores locales que logró consolidar a lo largo de los años. Pedro es referente en ese proyecto, organizando la logística para visitas de diversos actores políticos, otras organizaciones, y de prensa.

Gerardo Cerón
Coordinador de Rewilding en Proyecto Impenetrable

Gerardo es Doctor en Biología, egresado de la Universidad Nacional de Comahue, en Bariloche. A los 10 años de edad se mudó desde Buenos Aires a Dina Huapi, un pueblo cercano a la cordillera Patagónica. Allí profundizó su amor por la naturaleza y a esa edad decidió ser biólogo.
Luego de estudiar durante doce años al pato de los torrentes, una especie Amenazada, comprendió que investigar no era suficiente, había que “meter mano” y actuar para cambiar el curso de la conservación. Así comenzó a trabajar en Rewilding Argentina en el año 2017, en el proyecto Impenetrable. Durante dos años realizó las líneas de base de vertebrados del parque, catalogando más de 500 especies. Actualmente es coordinador de Rewilding en ese proyecto, dando los primeros pasos para devolverle la funcionalidad ecológica al área mediante la reintroducción de especies extintas y el monitoreo con tecnología satelital de especies clave.

EL IMPENETRABLE

Un Oasis de Biodiversidad

La ecorregión del Gran Chaco alberga al segundo mayor bosque continuo de Sudamérica, después del Amazonas. Luego de observar que existían pocas áreas protegidas dentro de esta gran planicie continental, nuestro equipo impulsó en 2011 la creación de un parque nacional en la fracción chaqueña ocupada por la estancia La Fidelidad, una vasta extensión de bosque atravesada por los ríos Teuco y Teuquito (o Bermejito). 

En 2014 se creó el Parque Nacional El Impenetrable de 128.000 hectáreas, aunque recién en abril de 2017 la Administración de Parques Nacionales pudo ingresar a custodiar la zona. Para asegurar una muestra representativa del ecosistema y poblaciones sostenibles de los grandes mamíferos, aún resta proteger la margen norte del río Teuco.

Nuestra fundación trabaja dentro del parque en colaboración con la Administración de Parques Nacionales, y para tal fin cuenta con una estación de campo y un equipo estable de biólogos, veterinarios y baqueanos. Durante los años 2018 y 2019 fueron inventariadas más de 300 especies de plantas vasculares, 250 especies de artrópodos, 60 especies de peces, 45 de anfibios, 60 de reptiles, 320 de aves y 75 de mamíferos. Algunas de estas especies no se conocían en la provincia de Chaco.

Estos relevamientos de línea de base permiten, además, detectar las especies que se han extinguido recientemente y las causas que provocaron su desaparición. El área comprendida en el parque ofrece hábitats de calidad y de extensión suficiente para traer de vuelta especies extinguidas o casi extinguidas en el mismo, como el yaguareté, venado de las pampas, guanaco, ciervo de los pantanos, nutria gigante y tortuga yabotí, que en su mayoría se encuentran en peligro de extinción en Argentina.

La riqueza natural y cultural del Impenetrable, amenazada

para todos, para siempre

La Estancia La Fidelidad, en la provincia de Formosa, no se encuentra protegida y en la actualidad está siendo parcelada para uso forestal y ganadero. Los 100 km del río Teuco que hoy constituyen el límite norte del parque nacional, son utilizados habitualmente por cazadores y pescadores que ponen en riesgo la supervivencia de pecaríes, tapires, corzuelas, dorados, surubíes y, sobre todo, de los grandes felinos, como es el caso del yaguareté, declarado Monumento Natural en esa provincia y en Argentina, y críticamente amenazado en la región chaqueña.

Desde 2011 colaboramos con guardaparques provinciales y nacionales para asegurar el cumplimiento de las leyes ambientales; con ONGs e investigadores para aumentar el conocimiento científico de la vida silvestre; y con el Gobierno de la provincia de Chaco para incrementar la promoción del turismo de naturaleza en la región.

ECOSISTEMAS NATURALES COMPLETOS

Un Oasis de Biodiversidad

La provincia del Chaco y especialmente el Parque Nacional El Impenetrable, en el Chaco Seco, son un raro ejemplo en donde ciertos ambientes originales, como los montes de quebrachos, palosantos y algarrobos, y la fauna que allí habita, se mantienen relativamente bien conservados.

Sin embargo, las poblaciones de algunas especies de estos montes han disminuido de forma alarmante hasta casi desaparecer en las últimas décadas como es el caso del yaguareté. En los humedales y pastizales del Chaco Seco se ha verificado la extinción de varias especies de gran tamaño corporal. En los pastizales han desaparecido el guanaco y el venado de las pampas. En los humedales asociados a los ríos Teuco y Teuquito se han extinguido el ciervo de los pantanos y la nutria gigante, y otras se han vuelto muy raras como el ñandú. En los montes algunas especies han desaparecido, como la tortuga yabotí, y otras se encuentran en peligro de extinción como el chancho quimilero y el tatú carreta.

Nuestro objetivo es devolver al Impenetrable chaqueño su esplendor faunístico mediante la reintroducción de las especies extinguidas y el manejo activo de algunos de sus ambientes más amenazados como los pastizales. De esta forma la región recuperará a sus icónicos habitantes y los roles que ellos cumplían en el ecosistema.

Estación de Campo El Teuco

En la Estación de Campo El Teuco reside parte del equipo de Rewilding Argentina que lleva adelante numerosas actividades de investigación, monitoreo, capacitación y tareas destinadas a la ampliación del parque. Desde mediados de 2018 nos encontramos realizando la línea de base de biodiversidad del Parque Nacional El Impenetrable, que hasta ahora constituye el inventario más completo realizado sobre las especies de flora y fauna de esta área protegida. Esta información resulta indispensable a la hora de tomar mejores decisiones de manejo que afectan al parque.

YAGUARETÉ

Panthera onca

Qaramta, uno de los últimos ejemplares de yaguareté en el Parque Nacional El Impenetrable, fotografiado por una cámara trampa instalada por el equipo de Rewilding Argentina.

El yaguareté en el Chaco Argentino se encuentra virtualmente extinguido. Investigadores especulan que sobreviven menos de 20 individuos en un muy extenso territorio. Los últimos registros de la especie han correspondido a machos solitarios y muchos de ellos han sido cazados.

En el mes de septiembre del año 2019 se detectaron las huellas de un ejemplar en el Parque Nacional Impenetrable, por primera vez desde su creación. Una rápida reacción nos permitió obtener un registro de video realizado con trampas cámara (la primer filmación de un yaguareté del Chaco Argentino) y luego capturar al ejemplar para colocarle un collar satelital. Desde ese día, este macho de 5 años de edad y 110 kilos de paso, llamado Qaramta (en lengua Qom, el que no puede ser destruido) es monitoreado diariamente con tecnología de punta, observándose que utiliza las tierras de la ex estancia La Fidelidad en Chaco (el actual Parque Nacional) y Formosa.

Un proyecto aprobado recientemente [junio, 2020] nos permitirá intentar el apareamiento de Qaramta con hembras de yaguareté provenientes de cautiverio, para así generar una población sustentable en el Parque Nacional El Impenetrable, a partir de uno de los últimos ejemplares que habitan nuestra región chaqueña.

TAPIR

Tapirus terrestris

El tapir es el mayor herbívoro del Parque Nacional El Impenetrable y una especie clave en el funcionamiento y estructura de los bosques del norte de nuestro país. El tapir se ha extinto en buena parte de su área de distribución y sobrevive a duras penas en el resto, por lo cual ha sido catalogado como Vulnerable a la Extinción.

Sin embargo, en el Parque Nacional El Impenetrable existe una población aparentemente en buen estado de conservación y es relativamente fácil avistar ejemplares. Para comprender mejor la biología y ecología de esta especie hemos comenzado un proyecto de monitoreo con cámaras trampa complementado con el marcaje de varios individuos con transmisores VHF y GPS con conexión satelital, tecnología que se utiliza por primera vez en esta especie en Argentina.

El equipo de rewilding en El Impenetrable coloca un collar de monitoreo con conexión satelital a un individuo de tapir. GERARDO CERÓN

CIERVO DE LOS PANTANOS

Blastocerus dichotomus

El ciervo de los pantanos habitó en el pasado toda la cuenca del Río Teuco, desde las provincias de Salta y Jujuy hasta su desembocadura en el río Paraguay. El Parque Nacional El Impenetrable posee muy buenos ambientes para la especie, por encontrarse en el interfluvio Teuco – Teuquito y poseer extensos humedales, en general asociados a los desbordes periódicos de estos ríos.

El ciervo de los pantanos se encuentra hoy extinguido en el Parque Nacional El Impenetrable, al igual que en todos los humedales del Chaco Seco. Estamos comenzando un proyecto para devolver al mayor ciervo sudamericano a estas tierras.

TURISMO DE
NATURALEZA

Un Oasis de Biodiversidad

El Impenetrable chaqueño, con sus exuberantes bosques de quebrachos y algarrobos, sus zigzagueantes ríos con playas de arena, y su abundante fauna, invita a convertirnos en aventureros y exploradores de un mundo poco conocido. 

El parque ofrece la posibilidad de observar animales legendarios como el tapir, el oso hormiguero, el tatú carreta, el pecarí, el puma, y más de 330 especies de aves; de escuchar el silencio del monte y recorrer sus lagunas en herradura; de navegar por el majestuoso río Teuco.

Desde el año 2013 nos establecimos sobre la costa de este río, dentro del parque nacional conjuntamente con la Administración de Parques Nacionales, con el objetivo de relevar y restaurar sus ecosistemas, conocer el potencial turístico de la región, y comunicar sus valores a la sociedad. Desde entonces capacitamos a los pobladores locales para impulsar la prestación de servicios turísticos a los visitantes.

El Instituto de Turismo de la Provincia de Chaco junto a la Secretaría de Turismo de la Nación se encuentran trabajando en la formación del corredor turístico del Impenetrable, con la edificación de un centro de interpretación en Miraflores, dos refugios con alojamiento y gastronomía en los portales La Armonía y Nueva Población, y postas intermedias con sanitarios y puestos de información turística.

COMUNIDADES

A lo largo de los 6 años que duró el proceso de creación del Parque Nacional El Impenetrable, entre 2012 y 2018, trabajamos junto al gobierno de la provincia de Chaco y las comunidades locales para sentar las bases de la prestación de servicios turísticos en las localidades más cercanas a los portales de acceso al parque. También, con el apoyo de la Secretaría de Ambiente de la Nación, trabajamos en los proyectos “Bosque y Comunidad” junto a dos grupos de pobladores rurales vecinos al parque: La Armonía y El Chañar (Las Flores).

La marca del Impenetrable en productos y servicios

Apostando al crecimiento económico local a través de las múltiples posibilidades de emprendedurismo que presenta el turismo de naturaleza nucleado por áreas protegidas, vecinos del Parque Nacional El Impenetrable han comenzado a trabajar junto con nuestra fundación en un proyecto que busca diversificar y fortalecer la producción local utilizando la marca “Impenetrable”, poniendo en valor a las tradiciones de la región y reconociendo las características únicas de estas prácticas manuales que hablan de su identidad cultural.

Trabajos en cuero vacuno y caprino, artesanías, muebles e instrumentos musicales hechos de madera, y alimentos cuya materia prima son frutos del monte chaqueño son algunos de los productos que, actualmente, vecinos del parque ofrecen a muy pequeña escala. El proyecto está orientado a permitir un aumento en su capacidad de producción y mercadeo regional, preparándose también para recibir al turismo que llegue a la región.

Trabajando por la soberanía alimentaria

Actualmente, las familias que viven en las cercanías del Parque Nacional El Impenetrable deben abastecerse de parte de sus alimentos en los pueblos cabecera de la región. En muchos casos, no poseen electrodomésticos para mantener los alimentos refrigerados, y el viaje significa recorrer grandes distancias y un impeditivo gasto en combustible. Estos hechos tienen efectos limitantes a la hora de seleccionar productos que les resulten rendidores y, por tanto, afectan su alimentación.

Por esto, desde fundación Rewilding Argentina iniciamos un proyecto que permita recuperar las huertas y gallineros en la zona, con el fin de asegurar a las comunidades locales una dieta diversificada y equilibrada mediante la producción a pequeña escala de alimentos frescos; incentivando, a su vez, el emprendedurismo local.

La agricultura orgánica es una forma saludable de producción libre de sustancias agrotóxicas; a su vez económica, al maximizar el uso de los recursos disponibles localmente, asegurando una mayor autosuficiencia y sostenibilidad. Este tipo de agricultura representa una oportunidad para los emprendedores adquirir habilidades basadas en las costumbres gastronómicas locales, cuyos productos sirven para el consumo diario y para la comercialización en emprendimientos turísticos.

El objetivo es que este modelo de producción familiar a pequeña escala se replique en la zona, y sean los mismos vecinos quienes actúen como agentes multiplicadores en sus comunidades, convirtiéndose en los impulsores y ejecutores de este y otros proyectos gastronómicos futuros.

Más allá de los beneficios económicos y alimenticios estas propuestas son, también, catalizadoras del fortalecimiento social y rural. La aplicación de los conocimientos y habilidades adquiridas recae sobre la autoestima, la creatividad y la búsqueda de iniciativas personales superadoras. Es la revalorización de su propia aptitud y el reconocimiento de estas capacidades dentro de las familias productoras las que no sólo aseguran una mejora en las relaciones en el núcleo familiar, sino que, además, permiten una cohesión social a escala local al enriquecer los roles dentro de las comunidades.

Capacitándonos junto con las comunidades locales

Para afianzar y aumentar la probabilidad de éxito de estas iniciativas, llevamos adelante una tercera línea de trabajo que está orientada a la capacitación y acompañamiento de los productores en las primeras etapas de sus emprendimientos.

Además, brindamos talleres de diversos oficios productivos para inspirar a los jóvenes, mujeres y al personal de campo a que exploren nuevas alternativas productivas y que, eventualmente, puedan vincularse con la cadena de producción turística.