Ecosistemas:

Estepa patagónica y litoral atlántico, con sectores de cañadones, áreas de marismas, acantilados, playas rocosas e islas.

Carbono almacenado:

203.400 toneladas métricas

Valores de conservación destacados:

Colonias de nidificación y cría de aves y mamíferos marinos, el endémico y amenazado pato vapor de cabeza blanca, especies cercanas a la amenaza como la gaviota del Olrog, el pingüino de Magallanes, y sitios de postas migratorias para especies amenazadas como el playero rojizo y el cauquén colorado.

Atractivos destacados:

Avistamiento embarcado de aves y mamíferos marinos, Cabo Raso, Cabo Dos Bahías y Bahía Bustamante. Snorkel y buceo en zona de bosques y praderas de algas, en torno a islas y zona de naufragios.

Equipo de Coordinación:

Diana Friedrich
Coordinadora de Proyecto Patagonia Azul

Diana es naturalista y aventurera. Estudió una Tecnicatura en Conservación de la Naturaleza en Sudáfrica, que la llevó a trabajar en varias reservas naturales en Zimbabwe, Kenya y Tanzania.
Coordinó el trabajo de campo en el Proyecto Macá Tobiano (Aves Argentinas) durante 3 temporadas y trabajó como técnica de campo en los proyectos de reintroducción de osos hormigueros gigantes y guacamayos rojos de Rewilding Argentina. Hoy, vive en Camarones y coordina el proyecto Patagonia Azul.

Lucas Beltramino
Coordinador de Rewilding de Patagonia Azul

Lucas es Técnico Digital, licenciado en Ciencias Biológicas, buzo profesional y navegante. Su tesis de licenciatura doctorado se basó en el estudio comportamental y bionergético del mero patagónico. Participó en el Programa de Monitoreo Sanitario de la Ballena Franca Austral durante 6 años. Durante ese tiempo, se desempeñó también como instructor de navegación a vela. Actualmente coordina y lleva a cabo las tareas de rewilding en el proyecto Patagonia Azul.

PATAGONIA AZUL

Explosión de vida entre el mar y la tierra

Foto: Rafa Abuin

El futuro Parque Patagonia Azul se ubica en la costa de la provincia de Chubut, dentro de la Reserva de Biósfera Patagonia Azul (UNESCO, 2015), de la cual toma su nombre. El área alberga más de 60 islas y bahías protegidas que sirven como sitio de alimentación, reproducción y nidificación para numerosas especies de aves y mamíferos marinos. Este lugar representa una gran oportunidad para la conservación y la restauración de ambientes y especies amenazadas, a través del Rewilding.

El Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral, o PIMCPA, es el punto de partida sobre el cual proyectamos reforzar y expandir la protección de los ecosistemas costeros y marinos, a través del modelo de Producción de Naturaleza.

PATAGONIA AZUL

Un foco de biodiversidad

Foto: Beth Wald

Las costas del futuro parque Patagonia Azul se extienden en una de las zonas más ricas en vida silvestre del mar argentino. La reserva formará parte de la Ruta Azul, incorporando alrededor de 200 kilómetros de costa irregular que incluyen más de 60 islas. De las 16 especies de aves marinas que nidifican en Argentina, 13 lo hacen en este sitio, a lo largo de 21 colonias de cría que incluyen entre 1 y 7 especies de aves cada una.

Algunas de ellas son el petrel gigante, el cormorán imperial, el cormorán de cuello negro, el endémico pato vapor y la gaviota Olrog. La colonia de lobos marinos en las islas contiene alrededor de 4 mil individuos que representan el 20% de la población total que habita el área del golfo de San Jorge. La riqueza y abundancia de la zona atrae, también, a ballenas, orcas y delfines, mientras que en la tierra están presentes guanacos, choiques, maras patagónicas y armadillos.

Sin embargo, la introducción de especies exóticas —como conejos, gatos domésticos, ratas y peludos— en las islas ha puesto bajo amenaza a sus frágiles ambientes y a las colonias de aves marinas que se desarrollan en ellos.

Además, la explotación alguera para obtener agar ha deteriorado el fondo marino, con graves impactos sobre la diversidad biológica que alberga las praderas de algas.

A través del Rewilding, nuestra meta es eliminar las amenazas que se ciernen sobre los ambientes de las islas y sus colonias de aves marinas mediante la erradicación de especies exóticas. En Patagonia Azul buscamos realizar, también, la primera experiencia de restauración de ambientes submarinos en el país, mediante la regeneración de las praderas de algas que una vez prosperaron en estos fondos marinos. En los sectores costeros realizamos actividades tendientes a conocer mejor la rica biodiversidad de la estepa patagónica, haciendo foco en especies como el guanaco, el choique, la mara, el puma y el gato montés, para aportar a su conservación.

ECONOMÍA REGENERATIVA

Foto: Darío Podestá

En el proyecto Patagonia Azul, nuestra visión contempla la creación de portales de acceso público al Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral y la Reserva de Biósfera Patagonia Azul, con el objetivo de desarrollar un destino de turismo de naturaleza, con servicios y propuestas para visitantes del mundo que quieren experimentar la belleza de la biodiversidad patagónica.

Nuestro equipo local prospecta y planifica acciones conjuntas con el municipio de Camarones y con el Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas de Chubut para la promoción del destino turístico Camarones, Patagonia Azul y Ruta Escénica Patagonia Azul. Estos sitios y rutas escénicas impulsarán las economías regionales de la mano de escenarios naturales únicos y de la vida silvestre terrestre y marina que habitan en ellos.

COMUNIDADES

Una cultura arraigada al mar y la estepa

Club del Mar. Foto: Maike Friedrich.

Con el objetivo a largo plazo de enfrentar la crisis de extinción, el Proyecto Patagonia Azul busca promover la restauración de los ecosistemas y la transformación de una economía local extractiva a una economía local restaurativa.

Transición

Como parte de nuestro trabajo con la comunidad de Camarones, participamos como miembros y voluntarios activos, y apoyamos la iniciativa local de transición. En la búsqueda de resiliencia local, nuestro equipo se unió al movimiento global de comunidades unidas para reimaginar y reconstruir nuestro mundo a través de una cultura cuidadosa del ambiente.

El primer paso consistió en crear un ambicioso proyecto de agricultura urbana para cultivar alimentos orgánicos locales, con un bajo impacto en la huella de carbono a través de sistemas que mejoran la situación de la biodiversidad. Nuestra misión es cambiar la forma en la que la comunidad local se relaciona con los alimentos, y enseñar a otros a la vez que aprendemos más acerca de la capacidad de nuestro entorno productivo, fuentes de agua y clima.

El equipo de Patagonia Azul junto a miembros de la comunidad de Camarones construyen el invernadero principal del proyecto agroecológico CHISPA. Foto: Maike Friedrich.

Agricultura Marina Regenerativa

Estamos desarrollando un proyecto de Agricultura Marina Regenerativa que busca crear granjas para cultivar especies de algas marinas nativas comestibles, que a su vez capturan carbono, y bivalvos que funcionan como filtros marinos. Estas granjas crearán empleo local, a la vez que que producirán alimento saludable que no requieren de agregados externos y que fomentan la prosperidad de la vida silvestre en los lugares en donde se desarrollan.

Club del Mar

Muchas de las personas de Camarones no interactúan con el mar. Para cambiar esa situación, creamos el Club del Mar, en donde invitamos a los niños y niñas de Camarones a descubrir el entorno marino a través de actividades semanales como snorkel, avistaje de aves, kayakismo, trabajos respiratorios, stretching y meditación. Nuestro objetivo es reforzar su conexión con el océano para que puedan comprender mejor su funcionamiento.

Los niños y niñas de Camarones asisten semanalmente a los encuentros del Club del Mar, organizados por el equipo local de Comunidades, con el objetivo de conocer el entorno marino y su funcionamiento, y así ayudar a protegerlo. Foto: Maike Friedrich.

Consejo Ambiental Local

El Proyecto Patagonia Azul apoya la inclusión social, la cohesión de la comunidad y la búsqueda de resiliencia a través de la iniciativa de Transición y la creación de un Consejo Ambiental Local. La creación de grupos locales aporta a reforzar la unidad y resiliencia de la comunidad. Fundación Rewilding Argentina, Transición Camarones, Amigos del Mar y la Administración de Parques Nacionales están representados en este consejo, a igual que las ramas ejecutiva y legislativa del gobierno.

El objetivo del Consejo es unir a instituciones locales y gubernamentales en un diálogo y trabajo mancomunados para mejorar el entorno y discutir el futuro de la comunidad. Como primer paso, se creó una lista de 15 proyectos ambientales en Camarones, que incluyen la creación de nuevas leyes, la reducción y manejo de residuos, la regulación del uso de agua potable, la promoción de producción local de alimentos, la regulación de actividades industriales, entre otros. Como parte de la estrategia de inclusión social y cohesión comunitaria y trasparencia, Transición Camarones ofreció una serie de talleres para desarrollar métodos de comunicación efectiva y no violenta y toma de decisiones consentida.